1/9
Titicaca
Campesinos al pastorear sus ovejas a las orillas del lago Titicaca.

Lenguas indígenas – Aymara

escrito por Vlastimil Rataj
Introducción
El aymara es la segunda lengua más importante y más difundida en los Andes. Se habla al norte y al sur del lago Titicaca, en una zona que se prolonga hasta Chile, en la parte peruana desde la ciudad de Puno y en Bolivia sobre todo en los departamentos de La Paz y Oruro; otros aymarahablantes viven en los departamentos peruanos de Tacna y Moquegua. Sin embargo, antes de la conquista, el dominio aymara abarcaba una zona mucho más grande, al norte hasta el actual departamento de Lima, de donde fue expulsado por el quechua.
El aymara es hablado por cerca de dos millones de hablantes, de los que la mayoría son bolivianos.
Según una etimología popular, el nombre de la lengua proviene de la composición de las siguientes palabras: jaya mara aru ('lejos', 'año', 'lengua'), jayamararu, con el significado de “lengua antigua”. Hoy, sin embargo, ya sabemos que aymara viene del nombre del grupo étnico Aimaraes, que fueron transportados como colonos a la región de Puno, ya por los incas, de la actual provincia apurimeña del mismo nombre. Con el tiempo se extendió el uso también para otros grupos étnicos de la misma habla (lupacas, quillacas, canchis, collas, etc.) y al final pasó a designar también a sus hablantes. En cuanto al significado del nombre del grupo original y su lugar de procedencia, Aymaray, sería probablemente “lugar (-y) donde abundan (-ra-) los (h)aymas” (sementeras de los principales o de la comunidad y/o los cantos que se efectuaban en las faenas en estas sementeras).
En español se usan las formas aymara, aimara, aymará y aimará.
Los primeros estudios gramaticales y lexicales del aymara fueron hechos por el jesuita italiano Ludovico Bertonio. En 1603 publicó en Roma Arte y grammatica muy copiosa de la lengua aymara y Arte breve de la lengua aymara para introducción del arte grande de la misma lengua, y posteriormente, ya en Juli, en una de las primeras imprentas en el altiplano, su Vocabulario de la lengua aymara. La gramática de Bertonio, igual que otras gramáticas publicadas en los siguientes siglos, se basaba en la gramática latina. Recién la gramática de Ellen H. Ross (Rudimentos de gramática aymara, La Paz, 1963) puede ser considerada la primera gramática moderna del aymara. Posteriormente aparece el grupo de lingüistas de la escuela de Florida bajo la dirección de Martha J. Hardman. Aquí hay que mencionar al profesor Juan de Dios Yapita, miembro de dicha escuela, quien elaboró un alfabeto aymara basado en su sistema fonológico (los anteriores eran basados en el alfabeto español). Este alfabeto tiene carácter oficial y fue reconocido por los gobiernos boliviano (1984) y peruano (1985).


Centro de Estudios Ibero-Americanos, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Carolina de Praga
http://sias.ff.cuni.cz/       http://www.ff.cuni.cz/